Qué diferencia hay entre placas vitrocerámicas y de inducción

Qué diferencia hay entre placas vitrocerámicas y de inducción

Cuando las placas vitrocerámicas y de inducción están apagadas, a primera vista pueden parecer iguales. Por eso es muy importante saber qué es lo que se tiene en casa para que en caso de que un día se estropeen y tengamos que ir a una tienda de repuestos electrodomésticos Madrid, sepamos si es de una placa vitrocerámica o de inducción.

¿En qué se diferencian las placas vitrocerámicas y las de inducción?

El funcionamiento de ambas es diferente. Las placas de inducción generan calor mediante diferentes campos magnéticos. Por su parte, las vitrocerámicas lo producen gracias al calentamiento de una resistencia eléctrica.

En cuanto a seguridad se diferencian en el que las cocinas por inducción on se corre el riesgo de quemarnos en caso de tocar el cristal por accidente, en el caso de las vitrocerámicas sí nos quemaremos. En las vitrocerámicas podemos usar cualquier clase de vajilla mientras que las de inducción deben ser específicas para esa clase de cocina.

Las de inducción son mucho más rápidas y necesitan menos gasto de energía que sus competidoras. El punto en contra es que son más caras que las vitrocerámicas, aunque depende todo de la marca y de la cantidad de "fuegos" que tenga cada una de las placas-

Finalizamos con la limpieza, uno de los aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de adquirir uno de estos productos. Las de inducción son más fáciles de limpiar porque los alimentos no se quedan pegados a las placas, todo lo contrario de lo que ocurre con las vitrocerámica.